Cuadros Modernos Colores Vivos

Los cuadros modernos de colores vivos se pueden incorporar para delinear los espacios, van bien en la sala de estar o living, en cocina, comedor, baño, oficinas, estudios, casas grandes y pequeñas, como también en tiendas, bares y restaurantes.

Las pinturas o impresiones de colores fuertes o vivaces son audaces tienen matices brillantes que resultan perfectos para exaltar y dar vida a sectores apagados de la casa, son muy fáciles de colocar y pueden cambiar completamente el estilo de un cuarto en pocos minutos! Descubre las ventajas de comprar cuadros de colores vivos y los trucos para que luzcan perfectos en cualquier espacio del hogar.

Las opciones para decorar con cuadros modernos de colores vivos son realmente infinitas, pero en este artículo veremos cómo y dónde es conveniente exhibir las obras.

Aquí están algunas trucos e ideas para integrar en la decoración los colores vivos.

kandinsky colores vivos

Utilizar los colores vivos de los cuadros como puntos focales

Muchas personas eligen diseñar el salón, comedor o cualquier otro lugar de la casa en torno a una sola imagen o serie de piezas de arte. En este caso, los colores llamativos se convierten en el punto central del esquema, y el resto de la habitación se diseña en torno a ella.

Al escoger cuadros modernos de colores intensos ir por un motivo o impresión que sea atrevida y convincente, como “Pequeño sueño en Rojo de Kandisky”. Aquí los colores ricos y las formas geométricas decisivas de esta pintura abstracta pueden dominar un cuarto y funcionarían bien en un esquema moderno, art deco, o de diseño contemporáneo.

O bien, se puede optar por una pintura o imagen vintage de arte fino con un anuncio publicitario de colores brillantes de otra época, como el de Leonetto Cappiello en Parapluie Revel. En este caso, escoged una combinación de colores más neutra para la habitación y, a continuación, desplazar los acentos de colores agudos coordinados en rojo y amarillo para unir todo el aspecto.

revel colores vivos

Cómo elegir el tamaño correcto?

Si deseáis que vuestra pintura, imagen o estampa sirva como punto focal, es necesario prestar especial atención al tamaño. Después de todo, un cuadro de 180 x 150 cm enmarcado será mucho más probable que atraiga la atención que uno de 80 x 50 cm.

Si os habéis enamorado de una obra más pequeña, intentad encontrar varios otros cuadros que complementen esa pieza y colgarlos en serie en una sola pared. Si vais con una impresión más grande, presentarla en una pared vacía o en otro lugar prominente, como encima de la chimenea o el sofá.

Usar los cuadros de colores fuertes para acentuar un esquema decorativo existente.

Si el efecto que buscamos es que los cuadros de la pared se mezclen con el diseño interior existente en los entornos para lograrlo es necesario definir la paleta de colores que combinaran bien antes de comprar cuadros modernos de colores vivos. En este caso, los cuadros deben servir para acentuar el esquema de diseño y añadir fuerza y color a la sensación general y el aspecto existente de la habitación o espacio a decorar.

Si por ejemplo vuestro living está decorado en estilo country, entonces ir a por un estampado simple pero colorido, como las obras de la artista de Jo Moulton.

O para un tema tradicional, quizás un paisaje clásico como el estanque con nenúfares de Claude Monet sobresaldrían dentro de la composición general.

estilo country colores vivos

Usando los colores vivos sin perder elegancia

Equilibrar un esquema en donde se utilizan colores fuertes, brillantes y llamativos es un desafío pues si exageráis con los tonos es posible perder la elegancia.

Para solucionarlo nada mejor que conservar la sutileza, dentro del esquema para fundir los colores sin provocar una decoración chocante y sin sentido. Por ejemplo, si el color dominante es el blanco y negro buscad cuadros con fondos llamativos y paisajes vividos, si la decoración prominente es rústica los cuadros modernos de bodegones pueden añadir interés y equilibrio a una decoración

Por otro lado, si vuestra sala de estar refleja un estilo minimalista, acentuar el esquema con una obra del tipo “El Beso de Gustav Klimt” con tonos ocres, rojos y destellos dorados completará el aspecto.

Si deseáis que los cuadros sobresalgan o acentúen la decoración, las imágenes o pinturas de colores nítidos, puros y brillantes agregaran el interés y la profundidad a cualquier esquema de diseño interior.

Antes de elegir las obras para la pared considerad la perspectiva, ya que esto os ayudará a crear un aspecto integral que valdrá seguramente para disfrutar durante un largo periodo.

klimt colores vivos

Cuadros modernos de colores vivos 2018 en oferta